10.12.07

UNA GENIAL IMPOSTURA: EL ACTIVISMO SARCASTICO

A propósito de la conferencia de Bali, los activistas de Rising Tide optaron por una imaginativa forma de protesta: Calcaron la página web de US Climate Action Partnership, USCAP, una asociación que agrupa a 33 importantes empresas norteamericanas oficialmente inquietas por el cambio climático y desde esa página falsa anunciaron el solemne compromiso de estas compañias de "reducir el 90 por ciento de sus emisiones para el 2050 y de declarar una moratoria en la construcción de plantas eléctricas que utilizan carbón como combustible".

Ante esta gran noticia, recogida por los medios, la USCAP tuvo que pasar por el amargo trance de reconocer que ese anuncio era falso y que, obviamente, ni por asomo pensaban cumplir esa sostenible promesa.
Este modelo de activismo consistente en dejar en evidencia a las grandes corporaciones y organismos internacionales por el método de hacerse pasar por ellos y "desenmascarar" sus verdaderas intenciones (nota: la maldad corporativa es únicamente una opinión de los activistas, dios me libre de condenar la sana iniciativa de acumulación de capital de las grandes empresas) tiene un nombre: "Corrección de identidad" y unos verdaderos maestros: The Yes Men.

Los Yes Men son capaces, vestidos con trajes baratos y sin tener una especial formación económica, de suplantar a verdaderos representantes de la Exxon en una convención de petroleros norteamericanos y anunciar la fabricación de combustible a partir de carne humana; de transfigurarse en representantes de la Organización Mundial del Comercio y sugerir, en una conferencia de economistas, el retorno a la esclavitud como método para mejorar la situación de Africa o proponer, como altos cargos de la Dow , y ante un auditorio de banqueros londinenses, el establecimiento de un cálculo del "riesgo aceptable", es decir, determinar que número de muertes son aceptables a la hora de conseguir un determinado beneficio económico.

Lo peor del asunto es que en todos los casos, su auditorio les toma absolutamente en serio y, además, aplaude entusiásticamente. Y eso sin tener en cuenta las veces en que televisiones de "reconocido prestigio" les ha entrevistado en su faceta de dignos representantes de diversos organismos. Para conocer sus andanzas, nada mejor que visitar su web o ver su película.
Como aperitivo, la primera parte:


No hay comentarios: