10.7.06

UN ANIVERSARIO ENVIDIABLE: LA FOIA CUMPLE 40 AÑOS

Un cuatro de julio de hace 40 años el Presidente Lyndon Baines Johnson firmó a regañadientes en su rancho de Texas una ley que representa el paradigma de la libertad de acceso a la información gubernamental: La Freedom of Information Act (FOIA), la ley de libertad de información.

La historia del accidentado nacimiento de la FOIA la recoge The National Security Archive en un especial.

Ésta envidiable ley permite solicitar a los ciudadános –norteamericanos o no- cualquier información elaborada o recogida por algun departamento o agencia de la administración pública (estadounidense, por supuesto). En ocasiones, sobre todo cuando se trata de documentos que tienen que ver con la seguridad nacional –concepto más bien laxo en Estados Unidos- la petición de documentación ha de incluir una demanda de desclasificación. La denegación de esta información ha de estar perfectamente argumentada por parte de las autoridades. Frecuentemente los documentos desclasficados tienen parte del texto o de las ilustraciones velados por tachaduras o páginas en blanco. Pero permiten hacerse una idea del contexto.

En España, en teoría, según recoge Freedominfo, la legislación vigente permite solicitar información oficial. Pero en la práctica, las limitaciones invocadas por las diferentes administraciones en nombre de la seguridad del estado o de la privacidad de las personas, así como la falta de criterios claros sobre las maneras de permitir el acceso al material de sus archivos o quién ha de autorizar la desclasifiacación de esos documentos ocasionan la pérdida de la paciencia investigadora al más pintado.

A mí, en varias ocasiones, sin ir más lejos.

No hay comentarios: