31.7.08

LAS GUERRAS AMERICANAS TIENEN UN PRECIO

Las guerras tienen precio. Literalmente. No hablamos de muertes, barbarie o embrutecimiento humano. Precio contado en dinero, en monises, como decían los vagabundos de Viridiana.

El Congressional Research Service, esa benemérita institución de la que ya hemos dado cuenta aquí en alguna que otra ocasión, acaba de enviar un informe a los congresistas americanos sobre el coste en dólares de los últimos conflictos bélicos en que los que se han visto envueltos desde su guerra de la independencia (que por cierto costó 1.800 millones de dólares de 2008).

La actual guerra de Irak con sus 648.ooo millones de dólares gastados hasta la fecha está a punto de alcanzar los 686.000 millones que costó la guerra de Vietnam (1965-1975). Si contamos toda la llamada "Guerra del terror" (Irak, Afghanistan y actividades antiterroristas varias) la suma se eleva a 859.000 millones de dólares.

La Segunda Guerra Mundial (1941-1945) representó el 35, 8 por ciento del Producto Nacional Bruto estadounidense. Traducido en dólares: 4,1 billones de dólares.

La continuación de la diplomacia por otros medios, como llamaba el viejo Clausewitz a la guerra, no es precisamente barata.