22.11.04

GONZALES EL RAPIDO JUSTICIERO

El reelecto presidente Bush ha propuesto a su fiel amigo Alberto Gonzales –con “s” final como el ratón Speedy- para el cargo de fiscal general, en sustitución del dimitido Ashcroft. Gonsales, que probablemente hará bueno al dimitido, ha merecido unos sentidos elogios por parte de George W. Bush al hacer pública su designación. Bush ha recordado que Gonzales es hijo de padres “migratorios”, que nació pobre en un humilde hogar de San Antonio, Texas, etc, etc,.. El discurso de Bush y el agradecimiento de Gonzales pueden leerse, en algo parecido al español, en la página de la Casa Blanca. En la web presidencial también puede admirarse la meteórica carrera de Al. Una versión diferente del currículum del amigo chicano de Bush se refleja en American Progress, una web progresista estadounidense que resume sus andanzas en Alberto Gonzales: A Record of Injustice. Ésta página ofrece documentos elaborados por el propio Gonzales y artículos de prensa que recogen sus iniciativas en los cargos que ha ocupado al fiel servicio de su amigo George W. Bush, tanto en Texas como el Washington. Como consejero legal del gobernador Bush, era la persona encargada de aconsejar sobre cada caso de condena a muerte. Así lo hizo en las 57 primeras ejecuciones de las 152 a las que Bush dio su bendición durante sus seis años de mandato al frente del estado de Texas. Gonzales preparaba un informe de entre tres y siete páginas sobre cada condenado y se reunía durante una media hora para hablar del tema el mismo día de la ejecución. A nadie se le indultó ni se le conmutó la condena. A Gonzales no le supo mal recomendar la ejecución de retrasados mentales, de gente con pruebas muy débiles en su contra o asegurar, en un memorando de 1997, que el estado de Texas no había suscrito la Convención de Viena sobre relaciones consulares –mofándose de la propia Constitución estadounidense- para negar sus derechos consulares a un condenado a muerte mexicano. Como juez del Tribunal Supremo de Texas aceptó donativos de Enron –la conocida empresa eléctrica vinculada a Bush y que se ha convertido en epítome de la corrupción de las grandes empresas- para su elección. Y ya finalmente, con los dos amigos en la Casa Blanca, el fiel Al –que según el mismo Bush, siempre dice que si- se dedicó a suministrar coartada legal a todos los deseos de Bush y a interpretar la legislación internacional de forma tan arbritaria y tendenciosa que ha dado pie legal a prácticas absolutamente contrarias a los derechos humanos como las llevadas a cabo en Guantánamo y en la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

No hay comentarios: