20.7.10

TOP SECRET AMERICA: ESPIA COMO PUEDAS


Dana Priest y William M. Arkin, dos reporteros de The Washington Post, han dedicado dos años a investigar la oscura y extensísima red de servicios secretos de la que se ha ido dotando Estados Unidos desde que sufriera el atentado del 11-S. El resultado está expuesto desde ayer de forma brillante y con gran despliegue infográfico en Top Secret America.

La serie de reportajes es concluyente: se ha creado un monstruo imposible de coordinar del que no se sabe cuantas personas emplea, que programas se están siguiendo, cuanto dinero cuesta y cuantas agencias están haciendo exactamente el mismo trabajo. Y lo peor: todo este inmenso despliegue es muy poco efectivo.

Un aperitivo de lo descubierto por los reporteros del Post: 1271 organizaciones gubernamentales y 1931 compañías privadas, en 10.000 lugares en todo Estados Unidos, se dedican a actividades contraterroristas, muchas de ellas haciendo el mismo trabajo y, por supuesto, sin coordinarse. Ejemplo: 51 organizaciones federales y militares, repartidas en 15 ciudades, se dedican a la misma cosa, analizar el flujo de dinero que proviene y va destinado a organizaciones terroristas.

En todo el país nada menos que 854.000 personas tendrían acceso a información de alto secreto.

Toda esta enorme tela de araña de organizaciones secretas producen al año 50.000 informes de inteligencia. Por supuesto, muchos se quedan sin leer.

En fin, un magnífico trabajo de investigación sobre agencias de investigación.

Como concluyen los autores de la serie de reportajes, en todo este inmenso montaje, "falta el foco, no los recursos".