20.6.08

EL TALANTE SE ACABA CON LOS INMIGRANTES

La casi totalidad de eurodiputados socialistas españoles ha votado a favor de la propuesta de otros grupos de la derecha (perdón, de más a la derecha) de la eurocamara de recluir en prisión a los inmigrantes ilegales hasta un máximo de 18 meses y de aplicar la deportación a los niños inmigrantes solos.

Unicamente han votado en contra Josep Borrell y Raimon Obiols. Martí Grau se ha abstenido.

Si alguien tiene paciencia, puede leer la justificación de uno de los que están a favor, Javier Moreno.
Un análisis de esta barbaridad puede leerse aquí.
En Europa, el talante está en recesión.
Y no hablamos de Berlusconi.




6.6.08

EL CANDIDATO TRANSPARENTE Y EL PERDEDOR MALHUM0RADO

Por fín Obama es el candidato. Y para los amantes de la transparencia, el senador por Illinois ha emitido otra buena señal.

El mismo día en el que Obama se convirtió en el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, el senador introdujo una nueva legislación para aumentar la información pública sobre el gasto del gobierno.

En la presentación de la nueva ley, Obama señaló que:

"People from every State in this great Nation sent us to Congress to defend their rights and stand up for their interests.To do that we have to tear down the barriers that separate citizens from the democratic process and to shine a brighter light on the inner workings of Washington. This bill helps to shine that light."

La declaración está en inglés, pero aquí suena a chino.

Mientras tanto, Bill Clinton, marido de la ya ex inevitable senadora Clinton, ha reaccionado con humor bucanero al artículo que le ha dedicado Todd S. Purdum en Vanity Fair. Se da la sabrosa circunstancia que Todd es el marido de Dee Dee Myers, compañera en la revista y antigua portavoz del ofendido Clinton cuando éste ocupaba la Casa Blanca. Myers, además, ha sido asesora de los guionistas de la serie "El ala oeste de la Casa Blanca".

A propósito del artículo, Clinton ha llamado a Todd sórdido, deshonesto, viscoso y bolsa de basura. O sea, sleazy, dishonest, slimy y scumbag.

Habrá que leerlo, isn't?