28.9.07

QUEMAZóN REAL

Al parecer quemar fotografías de la familia real (española, por supuesto) es una cosa gravísima. Es tan grave que los jueces quieren identificar, procesar y hasta condenar a todos aquellos que prendan fuego a esas fotografías y/o fotocopias (ignoro si el delito es más o menos grave dependiendo de la calidad del soporte).

El celo judicial es tan grande que ha obligado a un fotógrafo de prensa a entregar su material a la Audiencia Nacional para poder así proseguir las inquisiciones contra posibles, presuntos o supuestos pirómanos de instantáneas reales. Y eso a mi me parece grave. Me parece gravísimo. Los periodistas somos periodistas. Hasta donde yo se, no formamos partes de los diversos cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Las cosas se están desquiciando. Menos mal que siempre nos quedará Polonia para aportar sensatez y cordura.

25.9.07

FRANCO YA ADVERTIA DE LAS MALDADES DE LA TELEVISIÓN

Francisco Franco, el dictador que nos dictó durante 36 años, aparece en You Tube recordando los peligros de la televisión. En su tradicional discurso de fín de año de 1955 habla del "libertinaje de las ondas".

El video del más allá:



El hecho de que el general pasara a mejor vida hace 26 años no es óbice, ni cortapisa ni valladar para que su "régimen" siga triunfando, tanto en Polonia como en You Tube.

Vease si no:



Más videos de Polonia en TV-3 a la carta.

12.9.07

ADIOS, BELGICA, ADIOS

Flandes ha proclamado la independencia. El rey Alberto ha huido al Congo (recordemos que era de su bisabuelo Leopoldo). Bélgica ya no existe.

Todo eso se narra en Bye, Bye, Belgium, un falso documental emitido en diciembre de 2006 en Bélgica, que originó en su día gran polémica y alborozo y que ahora, con motivo de su exhibición en París en el Festival Europeen des 4 Ecrans, vuelve a estar de actualidad.

El tema de la independencia da para muchos falsos documentales. E incluso para verdaderos...

CHENEY EN EL LODAZAL

Dick Cheney, el neoconservador vicepresidente norteamericano y que, al menos de momento, sigue al lado del presidente Bush, declaró que ocupar Irak era meterse en un lodazal (quagmire), que la ocupación causaría muchas víctimas estadounidenses y que en definitiva, no valía la pena derrocar a Sadam por la fuerza.



Desgraciadamente, Cheney dijo todo esto en 1994, y se refería a la primera Guerra de Irak. En esos años Cheney se postulaba para presidente norteamericano y regía los destinos del American Enterprise Institute, el think tank neoconservador por excelencia.

La entrevista ha aparecido ahora por casualidad. La historia del hallazgo la cuenta Mary Ann Akers en The Sleuth, su blog del Whashington Post, donde acostumbra a explicar lo que ocurre en la trastienda política de la capital del Imperio.