28.12.05

UNA FRAGATA ESPAÑOLA EN IRAK


La fragata española “Alvaro de Bazan” ha estado participando estos últimos meses en la Operation Iraqi Freedom, es decir, en la operación militar estadounidense de invasión y ocupación de Irak.

La mayoría de la prensa española lo descubrió ayer, víspera de los Santos Inocentes, pero la blogosfera ya lo sabía desde hace meses.

La fragata “Alvaro de Bazan” formaba parte desde septiembre del “Theodore Roosvelt Carrier Strike Group”, es decir, “el grupo de combate del portaviones Theodor Roosvelt”.

Este dato no era ningún secreto ya que el propio Ministerio de Defensa se felicitaba por ello en sus comunicados de prensa (tres) sobre el asunto.

En el primer comunicado de Defensa, titulado “España y Estados Unidos firman el acuerdo para la integración de la fragata Álvaro de Bazán”, publicado el pasado mes de abril, se decía que:

"La incorporación del buque de la Armada española al Grupo de Combate del portaviones estadounidense está prevista que se realice en dos fases. La primera de ellas, que consistirá en una fase de entrenamiento, adiestramiento e integración previa al despliegue, se llevará a cabo en la costa Este de los Estados Unidos, desde el próximo mes de mayo hasta finales de julio de 2005. La segunda fase, en la que está previsto que se realice la integración en el despliegue del Grupo de Combate, se realizará desde el mes de septiembre de 2005 hasta el mes de marzo de 2006."

En el segundo comunicado, datado en septiembre y titulado “Bono expresa la satisfacción del gobierno por la integración de la fragata “Alvaro de Bazán” en el grupo del portaviones “Roosvelt”, el “grupo de combate” se había convertido en simplemente “grupo de apoyo” y se afirmaba que:

"El ministro de Defensa, José Bono, ha mostrado hoy la satisfacción que supone para el Gobierno la integración de la fragata “Álvaro de Bazán” en el Grupo de Apoyo al portaaviones norteamericano “Roosevelt”, “aunque haya polizones que lo que desean es que fracasen las relaciones de España con un país amigo y aliado como los Estados Unidos”.

Sobre la misión, el comunicado señalaba:

"El ministro ha aclarado que la misión de la fragata es únicamente de adiestramiento”.

El tercer y más reciente comunicado, datado el día 12 de este mes de diciembre, titula: "La fragata “Alvaro de Bazán” finaliza su misión con el portaaviones “Roosvelt””.

Sobre la misión, ni una palabra inteligible:

"El cometido de la fragata, que ha consistido en su integración técnica con el grupo de buques de Estados Unidos, se ha desarrollado con total efectividad y sin ningún tipo de incidentes. Los objetivos perseguidos de probar la interoperatibilidad de los sistemas del buque y de ajustar los procedimientos sobre adiestramiento, logística y mantenimiento han sido alcanzados con todo éxito en los más se setenta días de mar que ha durado su despliegue desde que se incorporó, el pasado 10 de septiembre, en aguas del golfo de Cádiz. La despedida del buque español en la mar, por parte de la tripulación del portaaviones americano, ha sido emotiva y cariñosa, lo cual es buena prueba del grado de integración alcanzado y confirma la calidad humana y profesional de la dotación de la fragata. La dotación del “Roosevelt” ha formado en cubierta al paso de la fragata vistiendo los colores de la bandera de España".

En ninguno de los tres comunicados se especifica en que parte de “la mar” se encontraba la fragata probando la “interoperatibilidad de los sistemas” ni donde se produjo la despedida “emotiva y cariñosa”.

El lugar era el Golfo pérsico y la misión de la fragata, único barco extranjero integrado en el “Theodore Roosvelt Carrier Strike Group” se englobaba dentro de la Operation Iraqi Freedom y la Maritime Security Operations. Para Estados Unidos la cosa está clara.

La revista Star &Stripes (la publicación de los militares americanos) publicó en septiembre un reportaje sobre la misión del portaviones:

"The nuclear-powered aircraft carrier and its strike group, mostly from Norfolk, Va., set sail Sept. 1 for a roughly six-month deployment to the Persian Gulf to support the wars in Iraq and Afghanistan." En apoyo de esas operaciones, iba la fragata española: "Also, in a first for the U.S. Navy, the Spanish frigate Alvaro de Bazan joined U.S. ships three months ago for the predeployment exercises called “work-ups” to qualify for operations. Though classified as a frigate, the Bazan mirrors a U.S. destroyer and can provide capabilities such as air defense, officials said".

El Navy Newsstand, el boletín que publica noticias sobre la Armada estadounidense, señala en un reportaje de octubre que:

"Alvaro de Bazan is currently working with TRCSG in support of Maritime Security Operations (MSO) in the Persian Gulf. MSO sets the conditions for security and stability in the maritime environment as well as complement the counter-terrorism and security efforts of regional nations. MSO deny international terrorists use of the maritime environment as a venue for attack or to transport personnel, weapons or other materials."

En noviembre, el comando central de la Armada norteamericana hizo público un comunicado en el que señalaba que:

"The Theodore Roosevelt Carrier Strike Group (TRCSG), along with Carrier Air Wing (CVW) 8, has been deployed in support of Operation Iraqi Freedom (OIF) and Maritime Security Operations (MSO) for more than two months, and continues to make a positive impact on the Gulf region.

Since departing Naval Station Norfolk, Va., Sept 1., the nearly 7,500 Sailors who make up TRCSG and CVW 8, have used teamwork to successfully support Iraqi oil platform security; Visit, Board, Search, and Seizure (VBSS) operations; and to provide support to coalition troops in Iraq.

“I am extremely proud of the 7,000 Sailors in our strike group, each one of whom makes a vital contribution every day to our success, whether at sea fighting terrorism or helping to set the conditions for security and stability in this region,” said Rear Adm. James A. Winnefeld, Commander, Theodore Roosevelt Carrier Strike Group. “Together we're all determined to carry this important mission through, until our last day underway.”

Carrier Air Wing Eight's (CVW-8) Electronic Attack Squadron (VAQ) 141 led the Theodore Roosevelt Carrier Strike Group's (TRCSG) first combat flights in support of (OIF), when it began flying combat sorties Sept. 24. Since then, aircraft from CVW 8, which consists of Fighter Squadrons VF 213 and VF 31; Strike Fighter Squadrons VFA 87 and VFA 15; Sea Control Squadron VS 24, Carrier Airborne Early Warning Squadron (VAW) 124; and Helicopter Squadron (HS) 3; have conducted strikes in support of Operation Iraqi Freedom while protecting coalition ground troops."

También en noviembre, en uno de esos informes que el congreso norteamericano edita única y exclusivamente para sus miembros, se dice, en su página 10, que la fragata “Alvaro de Bazan” forma parte de la dotación del “Theodore Roosvelt Carrier Strike Group”. El informe lleva un título muy significativo: “Iraq: Summary of U.S. Forces in Irak”.

Curioso adiestramiento el de nuestra fragata en los procelosos mares arábigos. La diferencia entre adiestramiento y combate, lost in translation?

27.12.05

UNA DISCULPA SIN HIDALGUIA

La cadena de radio de los obispos españoles, la COPE, se ha disculpado ante las autoridades bolivianas por la ya conocida bromita que reseñamos en el anterior post.

El receptor de las disculpas, el encargado de negocios de la embajada boliviana en Madrid, Angel Pozo, ha señalado que el texto disculpatorio presentado por el gerente de la emisora ultraconservadora, Jenaro González del Hierro "no lleva la hidalguía que debería merecer una disculpa".

En su web la COPE no recoge la disculpa, aunque la broma ha desaparecido de la página de los humoristas del grupo risa, especialistas en humor de ultradrecha.

Derechos recoge la historia de la disculpa aquí. Los antecedentes se recogen aquí.

Más información sobre Bolivia:

Bolpress, agencia de noticias de Bolivia

Econoticias Bolivia

21.12.05

DE BROMAS, OBISPOS, COPES Y VERACIDAD

La COPE, la conservadora emisora de radio propiedad de los obispos españoles, ha conseguido extender la crispación política al otro lado del charco.

Con motivo del triunfo de Evo Morales en las elecciones presidenciales de Bolivia, un cómico del programa que dirige por las mañanas el locutor Federico Jiménez Losantos
llamó por teléfono al nuevo presidente boliviano haciéndose pasar por el presidente español Rodríguez Zapatero sin revelar en ningún momento que se trataba de una broma.

La falsa llamada provocó durante unas horas una confusión diplomática que produjo la hilaridad de los radiofonistas conservadores.

Por su parte, el gobierno español ha considerado que se trata de una broma inaceptable.

La broma trasatlántica de la cadena episcopal ha coincidido en el tiempo con una resolución del Consejo Audiovisual de Cataluña, CAC, sobre el tipo de información que realiza esta emisora. Este organismo oficial considera
que la COPE ha incumplido el requisito constitucional de la veracidad en relación con el ejercicio de la libertad de información” y que “parte de las expresiones que han sido analizadas se orienta de forma clara hacia el insulto o la vejación pública de determinadas personas y a crear un estado de opinión pública de animadversión hacia representantes democráticos de la ciudadanía, y a ofrecer una imagen denigrada de las instituciones catalanas y de los partidos que las integran”.


Esta resolución del CAC ha recibido el apoyo del Colegio de Periodistas de Cataluña.


Curiosamente, la emisora episcopal, con la que comulga de forma incondicional el Partido Popular, recoge en su ideario que
"Fiel a una tradición inspirada en el Cardenal Herrera (ser un periódico, para poder serlo católico) la Cadena de Ondas Populares Españolas se impone a sí misma con rigor el empeño por la calidad profesional a todos los niveles : financiero, redaccional, laboral y publicitario. Sin competencias deshonestas, procurará ocupar una posición honrosa en el ámbito de la radiodifusión española y mantendrá relaciones leales con los otros medios, privados o públicos, del mismo carácter.”


Amén.